Colegios MARIANISTAS
Colegio Santa María del Pilar - Marianistas Madrid - Colegio Santa María del Pilar
17484
home,page,page-id-17484,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,side_menu_slide_with_content,width_270,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_non_responsive

Trabajamos para que nuestros alumnos crezcan en todas sus dimensiones y capacidades

Trabajamos para que nuestros alumnos crezcan en todas sus dimensiones y capacidades

En nuestros colegios se vive un clima familiar en el que todos podemos sentirnos como en casa.

En nuestros colegios la acción educativa no se limita ni al tiempo ni al espacio escolar

Prestamos una atención singular a cada alumno

En nuestros colegios se vive un clima familiar en el que todos podemos sentirnos como en casa.

Impulsamos la adaptación al cambio y los aprendizajes necesarios para la vida

Nos esforzamos en educar la diversidad que se deriva de la diferencia de capacidades e intereses en nuestros alumnos

Blog de noticias
Bolsa de Trabajo
Admisiones
Twitter
Objetivo del curso 16-17
hazlo_2small

La adaptación al cambio como elemento central del curso 2016-17

Vivimos un tiempo en que la red de colegios y cada centro en particular están dedicando serios esfuerzos a la renovación pedagógica. En los próximos tres años queremos relanzar nuestros colegios desde un nuevo modelo pedagógico sustentado por un nuevas líneas de organización y gestión.

Nos ha parecido por ello pertinente el situar este tercer rasgo de la pedagogía marianista, la adaptación al cambio, como eje de nuestro nuevo objetivo anual.

El P. Chaminade, fundador de los marianistas, vivió y quiso que la Compañía de María viviera más orientada hacia el futuro que mirando al pasado. Ni en pastoral ni en educación puede uno contentarse con copiar lo que se ha hecho hasta ahora como si nada fuera mejorable, o dejándose llevar del cansancio y la rutina. Dice el P. Paul Hoffer sm (autor del libro Pedagogía Marianista) que el P. Chaminade “ni se dormía en las tradiciones efímeras ni se atascaba en las formas de apostolado envejecidas”.

Queremos centrar nuestro objetivo del curso 2016-17 en el trabajo de cambio que todos, alumnos, profesores y personal no docente, directivos y familias estamos llamados a hacer en nuestro propio colegio, elemento fundamental de nuestro entorno inmediato. ¿Seremos capaces de soñar un colegio mejor y construirlo?